El Miércoles Santo de 1984, en el nº 6 de la calle Hernán Cortés de Castilleja de la Cuesta, domicilio particular de Manuel Carmona Rodríguez, mientras almorzaban éste y su hijo Francisco José, el joven de dieciséis años lanzó una pregunta:

"¿Papá, por qué la Plaza tiene dos bandas y la Calle Real ninguna?"

, a lo cuál su padre respondió: "Empieza a apuntar niños, que el año que viene la Calle Real tendrá su banda". Aquel día se inscribieron más de treinta aspirantes, superándose en la Madrugá del Viernes Santo los cincuenta.

Durante la salida del Jueves Santo, Manuel comentó su proyecto a varios chorreones. Sin embargo, éstos se mostraros reacios por aquello de que los anteriores intentos no llegaron a fructificar. Tan sólo Pedro Endrina Caro, se ofreció a colaborar desde el primer momento, uniéndose días después José María Cuesta Oliver y Fernando Endrina Caro.

Los Padres también lo hicieron con gran entusiasmo, el número de componentes superó los ochenta y el 4 de junio, la banda tuvo su primer ensayo.

El 2 de diciembre, en el I Pregón de la Inmaculada Concepción de la Calle Real, creado también por Manuel Carmona, tuvo lugar la presentación de la primera Agrupación Musical, que se ha creado en Castilleja de la Cuesta, en el salón de actos del convento de las R.R.M.M. Irlandesas. En el día de la Inmaculada Concepción, se completó la inauguración con el corte de una cinta celeste y blanca, que atravesaba la Calle Real, con una ofrenda de flores a su patrona y finalizó con brindis de champán en la Plaza de Santiago.

En la mañana del 6 de Enero de 1985, en la barriada sevillana de El Trébol, la A.M. Mª Inmaculada compareció a su primer contrato en la Cabalgata de los Reyes Magos, y por la tarde acudió a su segundo compromiso en la de su localidad.

El Martes Santo hizo su primera salida procesional en Salteras, acompañando a Nuestro Padre Jesús Nazareno, cristo titular de la hermandad de los Blancos.

En la madrugá del Viernes Santo, 15 de Abril de 1985, acompañó por primera vez a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder de la Calle Real, al que, salvo en el 92, no ha dejado de hacerlo.

En el año 92 no fue un buen año para la banda, que tuvo momentos en los que estuvo apunto de desaparecer por el ínfimo número de componentes. Ese mismo año, tuvieron que ver cómo su cristo, el Gran Poder, le tocaba otra banda. Tal fue el coraje que podujo a éstos, que cinco músicos, Francisco José Espejo Sánchez, Francisco Bermúdez Mesa, José Antonio Jiménez García, Francisco José Carmona Solís y Manuel Jesús Oliver Oliver, un gran chorreón que siempre fue y que tocó el bombo y portó el Banderín siempre con orgullo y entusiasmo, entendieron que la Agrupación Musical no debía desaparecer y que debía salir en secreto el Domingo de Resurección. Y así sucedió, habiendo pedido los permisos pertinentes, la banda apareció como por arte de magia por un arco de la plaza entre llantos, risas y oles. De modo que la Agrupación Musical en sus once años de vida ha estado presente siempre en la Semana Mayor. Su única salida procesional en la Semana Santa sevillana se produjo el Domingo de Ramos de 1990 abriendo el cortejo procesional de la Hdad. de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras, que precisamente ese año salió de la Parroquia de San Gil debido a las obras que se estaban llevando a cabo en la Capilla de Molviedro.

En el año 2002 se produce la extinción de la Agrupación Musical María Inmaculada, después de 18 años de actividad y tras una trayectoria marcada de éxitos. Tras dicha desaparición, un grupo de antiguos componentes, deciden refundarla en el año 2009, coincidiendo con el 25 aniversario de su primera creación.

Fueron numerosas reuniones las que se llevaron a cabo, hasta que finalmente, el 12 de septiembre, se convocó a todas las personas interesadas y excomponentes de la misma, a la presentación del proyecto. De esta manera se inició el primer ensayo a finales de septiembre.

Tras el arreglo de los instrumentos que había en el depósito, y la compra de otros nuevos, se fue dotando poco a poco a los músicos, y así, comenzó la andadura de la nueva Agrupación. Los primeros meses fueron muy duros, ya que habia que enseñar y formar a los nuevos músicos, y paralelamente buscar la financiación para ello.

Por otro lado, se trabajó en la constitución legal de la Asociación Musical Inmaculada Concepción, como herramienta de gestión legal de la Agrupación.

Desde que Manuel Rodríguez fundara la Agrupación en el año 1984, han sido directores José Montes, Antonio Velasco y Juan Antonio Criado, éste último promotor de su refundación, y Domingo Daza.

Desde enero de 2014, se produce un cambio en la dirección musical de la banda, encargándose de ella Francisco Ortiz y Alejandro Blanco conjuntamente, abriéndose una nueva etapa con nuevos objetivos y proyectos, y un nuevo concepto de estilo musical.

Entre ellos, cabe destacar, la creación del Aula de Música, donde se forman a los futuros miembros de la Banda y donde se perfeccionan a los músicos actuales en el conocimiento y la técnica musical.

Hoy, después de casi 5 años de trabajo, la Agrupación Musical María Inmaculada no es solo una realidad, sino que se ha consolidado dentro del panorama de las Agrupaciones Musicales de Sevilla, siendo considerada por antonomasia, como la Agrupación Musical del Aljarafe Sevillano.